Manifiesto

El imperio televisivo resuelve ideológicamente sus contradicciones a través de una ingente maquinaria propagandística. La estetización “neutra” de la inmediatez es el procedimiento generalizado por Televisa para formular y promover una imagen “autoconsistente”, totalitaria y “tradicional”. ¿De qué medios disponemos para desenmascarar la trasferencia y el encubrimiento de los conflictos y las contradicciones que la inmediatez “neutralizada” implica?

Convocamos pues a la ostensible degradación de la comunicación televisiva. Hacer inoperante cualquier mensaje “original” y “tradicional” a través de la inducción de distintas semiologías. Destituir el sentido de su discurso interviniendo la gramática de su lenguaje, inocular el des-entendimiento, el tartamudeo y la ecolalia. Hacer ilegible el contenido preferente que su perorata habría de comunicar.

Una estética generalizada por desquiciar:

Hay que destruir la pseudo-poesía, toda ella fallida, que el imperio televisivo reivindica.
Hay que destruir el ritmo de sus vacuos ralentíes.
Hay que destruir la horrible nitidez de sus cámaras millonarias. Hay que sincopar y desfasar.
Hay que sobreponer el ojo enfermo que soporta su colorimetría.
Hay que convertir en ruido su millonaria propaganda.
Hay que someter a continua destrucción la gramática audiovisual de Televisa Tradiciones.
Hay que demoler la inmediatez neutralizada que el frívolo romanticismo de sus imágenes suscita.
Hay que plantear la des(re)conexión sistemática de las imágenes y los sonidos.

 

Cuando los gobiernos nos invaden con su enorme maquinaria de burocracia, guerra y medios de comunicación de masas, sentimos que la única manera de preservarnos es animando nuestro sentido de rebelión y desobediencia, incluso si debemos pagar el precio de la mera anarquía y nihilismo. Todas las ideologías públicas, valores y modos de vida deben ser puestos en duda, atacados.

Jonas Mekas, 1962.

Los Ingrávidos

Contacto: colectivolosingravidos@gmail.com