Entrevista a Los ingrávidos: Televisa y la esclerosis estética

Televisa y La Esclerosis Estética

¿De dónde surgen las Variaciones Televisa? ¿Qué son las Variaciones Televisa?

Las variaciones surgen de la necesidad de desarticular sistemáticamente la gramática audiovisual que Televisa ha ido conformando a lo largo de su historial estético. Nos parece también que el corporativismo estético-televisivo utiliza a las organizaciones culturales y turísticas como líneas de transmisión que unen a las singularidades perceptivas con el aparato de Estado con la pretensión de garantizar de manera eficaz la difusión de una ideología audiovisual por medio de la cual se mantenga un continuo control social y perceptivo sobre la mayoría de la población.

Al fascismo estético-televisivo que irradia Televisa TRADICIONES no le interesa simplemente sostener una diferencia de clases ni una libre competencia, tampoco le interesa simplemente evadir las disonancias sociales. El esteticismo fascista busca “el equilibrio”, “la coherencia”, “las tradiciones” y la falsa cooperación de los pueblos, con la única finalidad de neutralizar, homegeneizar y despolitizar toda manifestación y expresión artística. Televisa TRADICIONES es uno de los ejemplos centrales de este “nuevo” CORPORATIVISMO ESTÉTICO que busca la programática desactivación de toda politización perceptiva. Es precisamente lo que, con estos spots o esta campaña de Televisa Tradiciones, se manifiesta: su extrema necesidad de apropiarse de una estética popular para neutralizar toda posible resistencia que pueda emerger de las artes de los pueblos, de la gente.

Nos interesa también poner énfasis en el recalcitrante y contradictorio clasismo y racismo que mantienen al tratar de acercarse a los pueblos, a las artes de los pueblos, a la forma de vida de los pueblos. Nos es pertinente disociar el sonido de la imagen, así como estudiar la construcción y la integración del audivisual que realizan en su campaña. Es necesario evidenciar la voz prepotente que utiliza Televisa, su tonalidad y el tipo de voz que usan es parte de un programa de apropiación de lo que ellos generalizan con el término de Tradiciones, como si fuera necesario que todos los pueblos y sus historias se integren bajo una sola categoría, con el objetivo de neutralizar ese último bastión, y uno de los más radicales, llamado arte. Tratan de unificar la multipilicidad de los modos de expresión, algo que es terrible, su tendencia es la desvinculación historica. Ellos van por todo, pretenden la anulación de los múltiples lenguajes y de la diversidad estética que los pueblos han construido a través de su historia: su vestimenta, su arte, su danza,  sus rituales;  y van más allá, a sus zonas geográficas, sus tierras, sus territorios, sus lugares de origen, donde viven y construye su arte, es el ejercicio de una inminente biopiratería. Nuestra idea es deshacer ese constructo que ellos han llevado a cabo y que están promoviendo de modo violento.

¿Cuál creen ustedes que sea la intención de esta estética generada por Televisa?

Un ejemplo es la estética reivindicada por sus melodramas, la iluminación y la realización es consecuencia de un marcado reducionismo, todo ello para acentuar elementos de clase. Televisa, con la campaña de Tradiciones, intenta hacer suya una(s) historia(s) que no le compete, una(s) historia(s) a la que siempre le ha dado la espalda de modo racista y que ahora se “preocupa” por difundir, pero, ¿porque no difunden las lenguas maternas? en la campaña es claro que no les interesa conservar las lenguas sino solo el encadenamiento unilateral de imágenes que para ellos son folclóricas, coloridas, tradicionales y que se vuelven adjetivos funcionales para generalizar todas las tradiciones, unificando todo bajo una sola voz, con un mismo e insistente discurso de apropiación, por eso convocamos a la desestructuración y desarticulación programática del corporativismo estético.

¿Cuál es el objetivo del uso de semiología médica y clínica dentro de las Variaciones Televisa? 

Nos interesa hacer un cruce de diferentes semiologías. Utilizamos la semiología médica precisamente para establecer un diagnóstico sobre la imagen que promueve Televisa. Nos interesa también enfermar sus imágenes mediante la intervención de semiología médica, así como ellos han contagiado al televidente de desmemoria y desinformación hasta construir un espectador “ideal”, de ahí que cada variación se entienda como una intervención en el sentido quirúrgico, es también un procedimiento de contagio: inocular virus en sus imágenes, para eso necesitamos desarticular su gramática: los colores, su culto a la nitidez, los ralentíes, estas imágenes en cámara lentas etc. Ellos pretenden que las imágenes sean poéticas en sí mismas, buscan una imagen en sí, una imagen “autoconsistente”, es decir, una abstracción que prescinda de una explicación externa y por consiguiente que sea suficiente e inmediata para “cualquier” espectador.

Mediante las Variaciones intentamos hacer ver que toda imagen está mediatizada por una determinada ideología visual y una carga estética específica asignada por una história de represión, de clasismo y de racismo. Intervenimos quirúrgicamente sus imágenes utilizándolas como un medio de experimentación para destruir toda estética que trate de reprimir o suprimir otras formas de imagen, otras formas de construir arte. Una de las relaciones centrales es la relación que establecen entre imagen y sonido: el uso que hacen de “planos sonoros” que no son planos sonoros sino  discurso sonoro violento y opresor. Las formas en que encuadran, el ritmo con que ralentizan, la distribución de las personas al interior del plano, la puesta en cámara, etc. todo eso ya implica una carga ideológica extrema y eso es lo que se trata de hacer ver, de llevar a conciencia. Y nos parece que el método de desarticulación ha de ser violento, tal como ellos han violentado el ojo del espectador, su conciencia y su memoria histórica. Por eso nos pareció que la clínica médica era fundamental para hacer el diagnóstico pues estamos hablando de un ojo enfermo a causa de las imágenes que Televisa promueve, imágenes que son vistas por la mayoría de los mexicanos, la enfermedad es trasmitida en la forma en que dan noticias, la forma en que narran historias, la forma en que describen el acontecimiento y ahora la forma en que tratan de incluir a los indígenas, a las minorías, la forma en que tratan de crear identidad, esto es brutal. Algo que nos parece  excesivo es el tratar de apropiarse de una estética que no les pertenece,  una multiplicidad de estéticas, de imágenes, de sonidos que es lo que construye un pueblo a lo largo de su(s) historia(s) y lo que conforma una memoria común. Ya conocíamos sus noticieros, sus novelas, pero esto va más allá del abuso, el aprovecharse de los pueblos, caricaturizar su arte, suprimir su resistencia.

Sé que en todo lo que me han dicho está implícito el hecho de que en la campaña Televisa Tradiciones hay un intento de estetización política. ¿Cómo describir esta estetización en relación a los pueblos y a la cultura? ¿Qué repercusión hay en el espectador de esas imágenes, de esos sonidos etc?

La consecuencia perceptiva de la programación de Televisa, no solo de la campaña de Tradiciones, es la construcción de un espectador que no se cuestione, no se pregunte o se pregunte sobre asuntos que a los programadores les interesan. Les importa construir un ojo, un espectador, una forma de pseudo-ver y se valen de la categoría de Tradiciones para abstraer la riqueza cultural de los pueblos con el fin de que su “espectador ideal” la interiorice como parte de la cultura y de la historia de México. Pero su “espectador ideal” es ese que ya no responde, que ya no tiene memoria, que no puede contextualizar las imágenes que se le presentan. Televisa puede tener noticieros donde todo el día se encadenan imágenes descontextualizadas, un encadenamiento de imágenes “infinito”, (des)articualadas hasta la saciedad para destituir toda posible conciencia, toda necesaria reflexión, y es ahí donde utilizamos otro concepto, para una mayor comprensión, que es el de lo INMEDIATO. Tratan de presentar su proyecto sin evidenciar ninguna mediación, fundando la imagen en la inmediatez y en la neutralidad de “lo bello”, “lo poético”, lo que trasciende todo conflicto político o toda motivación política. Las cosas que van presentando se sustentan en una falsa inmediatez, sólo posible por la existencia de un espectador pasivo. Es por eso que nos interesa intervenir ahí donde la capacidad activa del espectador es casi suprimida. El interés de Televisa Tradiciones es construir una forma de ver el mundo y el mundo que les interesa es sólo el que promueven. Tratan de construir una imagen del mundo indígena que “el público” pueda digerir, una imagen de la inmediatez, de la neutralidad y  de “la tradición” entendida como el recipiente artificial donde caben todos los pueblos, que además “pertenecen”, como folclor, a Televisa, esa gran maquinaria hiperbólica. Nuestra preocupación, finalmente, es el espectador que promueven, estamos conscientes de la enfermedad perceptiva que se difunde, que se contagia con las imágenes de Televisa. “El espectador ideal” vive en una belleza distorsionada a través de la ultranitidez, de las imágenes pseudoépicas, melodramáticas y reduccionistas que mediante el exceso de color, de la falsa poesía y la manipulación discursiva conducen a una parálisis perceptiva. Televisa ahora trata de hacer “poesía”, intenta hacer “arte”, intenta llegar a una cúspide estética, siendo su tentación máxima la estetización de la política, es decir, la completa anulación de una posibilidad, la de politizar el arte.

Televisa y la Esclerosis Estética.

También nos hemos percatado que el logo de Televisa es el diseño abstracto de un ojo con glaucoma, un ojo afectado de presión intraocular elevada, un ojo inflamado a partir de la cual la persona pierde toda visibilidad, “un ladrón de la visión”. Las imágenes de Televisa provocan un malestar sonoro, un malestar visual, un malestar rítmico y textural, un malestar perceptivo que finalmente genera una esclerosis estética en su espectador. Nosotros estamos aquí para intervenir, para sacudir conciencias y de alguna manera revertir estas enfermedades.

2013 Revolución Tres Punto Cero

Comenta utilizando tu cuenta facebook

Comenta utilizando tu cuenta facebook